DEVOCIONALES VISITAS A GÉNESIS


La fórmula para lo imposible

Día 68

“También le dijo Dios: Yo soy el Dios omnipotente” (Génesis 35:11).
  • Leer
  • Meditar
  • Escribir
  • Aplicar
  • Orar
  • Compartir

Lecturas adicionales:

    Génesis 21:5-7; Génesis 1:1-5; Josué 10:12-14; 1 Samuel 17:45; Jeremías 27:5; Jeremías 32:17; Jeremías 32:27
1.¿Cuáles son los principios que me enseña la Biblia?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión


2. ¿Cómo puedo aplicar hoy estos principios a mi vida?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión

La palabra “Todopoderoso”, “Omnipotente”, significa: “con poder sin medida”, “inexpugnable” o “muy fuerte para ser capturado o destruido por la fuerza”, “que ninguna fuerza externa lo puede mover o destruir”.
Algunos principios sobre el Dios Todopoderoso:
1. Dios todo lo puede: “porque nada hay imposible para Dios” (Lucas 1:37), “mas para Dios todo es posible” (Mateo 19:26).
2. Dios hace lo que Él quiere, no lo que nosotros queremos. Todo depende de su voluntad. Pero nunca hará algo que contradiga lo que Él es: “Todo lo que Jehová quiere, lo hace, en los cielos y en la tierra, en los mares y en todos los abismos”
(Salmos 135:6).
3. Dios espera que creamos que Él puede hacer lo imposible por nosotros: “Jesús le dijo: Si puedes creer, al que cree todo le es posible” (Marcos 9:23).
4. Nuestra autosuficiencia o “poder para creer” no es suficiente. Dios espera nuestra humildad y reconocimiento de que aun creer es imposible por nosotros mismos. Debemos orar como el padre del muchacho endemoniado: “Creo; ayuda mi incredulidad” (Marcos 9:24).
5. Dios quiere que lo que Él hace por nosotros sea un testimonio permanente de lo que Él es: “Omnipotente, Todopoderoso”: “He entendido que todo lo que Dios hace será perpetuo” (Eclesiastés 3:14).
6. Nada es imposible para Dios, siempre y cuando Él quiera intervenir. Sin embargo, Él anhela que le creamos y aun en esto lo necesitamos. No cambiemos al Creador por su creación o por sus dádivas.
Mi oración hoy es que creamos que Dios es Omnipotente, Él lo ha dicho: “Yo soy el Dios Todopoderoso” (Génesis 17:1).