DEVOCIONALES VISITAS A GÉNESIS


“Yo también hago mi voto”

Día 64

“Yo soy el Dios de Bet-el, donde tú ungiste la piedra, y donde me hiciste un voto. Levántate ahora y sal de esta tierra, y vuélvete a la tierra de tu nacimiento” (Génesis 31:13).
  • Leer
  • Meditar
  • Escribir
  • Aplicar
  • Orar
  • Compartir

Lecturas adicionales:

    .
1.¿Cuáles son los principios que me enseña la Biblia?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión


2. ¿Cómo puedo aplicar hoy estos principios a mi vida?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión

El voto de Jacob fue: “Si fuere Dios conmigo, y me guardare... Jehová será mi Dios” (Génesis 28:20-21).

Cualquier voto o promesa que hagamos será de por vida y se convertirá en un lazo para nosotros: “Lazo es al hombre hacer apresuradamente voto de consagración, y después de hacerlo, reflexionar” (Proverbios 20:25).
Todo lo que consagremos a Dios será de Él y perderemos los derechos. Tomarlo de vuelta sería robarle a Dios: “Todo lo consagrado por voto en Israel será tuyo” (Números 18:14).

Dios demanda de nosotros todo lo que le consagramos: “Cuando haces voto a Jehová tu Dios, no tardes en pagarlo; porque ciertamente lo demandará Jehová tu Dios de ti, y sería pecado en ti” (Deuteronomio 23:21).

Mi oración hoy es que recordemos y cumplamos nuestros votos para con Dios, especialmente el voto que hicimos cuando le dijimos que nos entregábamos a Él. No tomemos nada de lo que somos para nosotros mismos pues lo hemos consagrado a Dios.