DEVOCIONALES VISITAS A GÉNESIS


Decisiones

Día 63

“Miraba también Jacob el semblante de Labán, y veía que no era para con él como había sido antes. También Jehová dijo a Jacob: Vuélvete a la tierra de tus padres, y a tu parentela, y yo estaré contigo... pero Dios no le ha permitido que me hiciese mal” (Génesis 31:2-3, 7).
  • Leer
  • Meditar
  • Escribir
  • Aplicar
  • Orar
  • Compartir

Lecturas adicionales:

    Salmo 37:1-8; Salmo 37:27, 34, 37; Salmo 69:32b-33a; Éxodo 19:5; Juan 12:24-25
1.¿Cuáles son los principios que me enseña la Biblia?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión


2. ¿Cómo puedo aplicar hoy estos principios a mi vida?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión

Este pasaje nos indica algunos pasos a dar:
1. Las circunstancias y acontecimientos a nuestro alrededor muchas veces son indicadores de que debemos hacer un cambio en nuestra vida: “Miraba también Jacob el semblante de Labán, y veía que no era para con él como había sido antes”.

2. El consejo de Dios, en ciertas circunstancias, nos indica que debemos tomar una decisión y realizar un cambio: “También Jehová dijo a Jacob: Vuélvete a la tierra de tus padres, y a tu
parentela...”
Jacob tuvo la gran bendición de que Dios mismo fue el que le habló y le dijo que regresara a la tierra de sus padres. No hubo duda ni confusión.

3. Podemos estar seguros que, al realizar la voluntad de Dios, Él nos cuidará: “y yo estaré contigo... pero Dios no le ha permitido que me hiciese mal”.

Dios nos da mandamientos y leyes que debemos cumplir si queremos recibir su bendición. A cada uno de nosotros nos toca decidir si obedecemos o no. En Deuteronomio 30:19 leemos: “A los cielos y a la tierra llamo por testigos hoy contra vosotros, que os he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición escoge, pues, la vida, para que vivas tú y tu descendencia;”

Más decisiones para tomar: Jeremías 15:19: “Por tanto, así dijo Jehová: Si te convirtieres, yo te restauraré, y delante de mí estarás; y si entresacares lo precioso de lo vil, serás como mi boca. Conviértanse ellos a ti, y tú no te conviertas a ellos”.

Mi oración hoy es que cuando nos toque tomar decisiones, antes de dar cualquier paso, tengamos en cuenta todo el consejo de Dios.