DEVOCIONALES VISITAS A GÉNESIS


“¿Será que se acuerda de mí?”

Día 61

“Y se acordó Dios de Raquel, y la oyó Dios...” (Génesis 30:22).
  • Leer
  • Meditar
  • Escribir
  • Aplicar
  • Orar
  • Compartir

Lecturas adicionales:

    Mateo 10:29; Mateo 9:29; Esdras 8:22, 23; Isaías 40:11
1.¿Cuáles son los principios que me enseña la Biblia?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión


2. ¿Cómo puedo aplicar hoy estos principios a mi vida?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión

Raquel estaba desesperada pues no podía tener hijos. Ella pensaba que Dios se había olvidado de ella, sin embargo, la Biblia afirma: “la oyó Dios”.

Es maravilloso el conocimiento de que el Todopoderoso, nos tenga en cuenta, nos escuche, responda, ame y obre a favor nuestro. Leemos en Salmos 8:4ss: “Digo: ¿qué es el hombre, para que tengas de él memoria, y el hijo del hombre para que lo visites?
Si buscamos a Dios, Él nos oye, Él escucha el clamor de los afligidos: “En ti confiarán los que conocen tu nombre, por cuanto tú, oh Jehová, no desamparaste a los que te buscaron... Porque el que demanda la sangre se acordó de ellos; no se
olvidó del clamor de los afligidos” (Salmos 9:10, 12).

Dios espera de nosotros una total consagración. Lo que somos, lo que esperamos ser, todo lo que tenemos, aun lo que más apreciamos, como ser nuestros hijos: “E hizo voto, diciendo: Jehová de los ejércitos, si te dignares mirar a la aflicción de tu sierva, y te acordares de mí, y no te olvidares de tu sierva, sino que dieres a tu sierva un hijo varón, yo lo dedicaré a Jehová todos los días de su vida, y no pasará navaja sobre su cabeza” (1 Samuel 1:11).

Dios no pasa por alto nuestro trabajo de amor: “Porque Dios no es injusto para olvidar vuestra obra y el trabajo de amor que habéis mostrado hacia su nombre, habiendo servido a los santos y sirviéndoles aún” (Hebreos 6:10).

Mi oración hoy es para que Dios sea glorificado a través de las respuestas que Él nos da. No dudemos de que Dios nos oye y se acuerda de nosotros.