DEVOCIONALES VISITAS A GÉNESIS


¿Necesidades?

Día 51

“Y oró Isaac a Jehová por su mujer, que era estéril; y lo aceptó Jehová, y concibió Rebeca su mujer. Y los hijos luchaban dentro de ella; y dijo: Si es así, ¿para qué vivo yo? Y fue a consultar a Jehová; y le respondió Jehová...” (Génesis 25:21-23).
  • Leer
  • Meditar
  • Escribir
  • Aplicar
  • Orar
  • Compartir

Lecturas adicionales:

    Lucas 18:1-8; 1 Samuel 1:15-20; 1 Reyes 8:28 ss.; Proverbios 15:29; Isaías 38:5
1.¿Cuáles son los principios que me enseña la Biblia?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión


2. ¿Cómo puedo aplicar hoy estos principios a mi vida?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión

Veamos el patrón de la oración de este matrimonio, Isaac y Rebeca:
Necesidad:
1. Isaac: “Y oró Isaac a Jehová por su mujer, que era estéril”. La palabra “orar” proviene de una raíz que significa “abundancia”. La palabra completa, significa quemar incienso en adoración. La oración de Isaac fue abundante y en adoración.
2. Rebeca: “los hijos luchaban dentro de ella; y dijo: Si es así, ¿para qué vivo yo? Y fue a consultar a Jehová”. La palabra “consultar” significa hacer inquisición diligente.

El proceso en la respuesta:
1. Isaac: “y lo aceptó Jehová”: Literalmente podría traducirse como: “Y Jehová fue orado” o “bañado en oración”.
2. Rebeca: Por implicación, Jehová escuchó la oración de Rebeca.

La acción de Dios:
1. Isaac: “y concibió Rebeca su mujer...”
2. Rebeca: “Dos naciones hay en tu seno, y dos pueblos serán divididos desde tus entrañas: Y el un pueblo será más fuerte que el otro pueblo, y el mayor servirá al menor”.
La acción de Dios en respuesta a la oración Isaac es inmediata. En cambio, su accionar en respuesta a la oración de Rebeca es para el futuro.

¿Necesidades?
1. “Bañemos” a Dios en oración y adoración, al estilo de Isaac. Seamos inquisitivos y diligentes en la oración.
2. Inundemos a Dios con nuestras oraciones y adoración, y nos escuchará. Él responderá a nuestras necesidades. Muchas veces obtenemos la respuesta de Dios inmediatamente. En otras ocasiones, tenemos que ser insistentes y constantes y confiar en que Él está en control.

Hoy oremos por necesidades específicas que tengamos. ¡Dios responderá!