DEVOCIONALES VISITAS A GÉNESIS


Jesús intercede... ¿y nosotros?

Día 38

“Y volvió a decir: No se enoje ahora mi Señor, si hablare solamente una vez: quizá se hallarán allí diez. No la destruiré, respondió, por amor a los diez” (Génesis 18:32).
  • Leer
  • Meditar
  • Escribir
  • Aplicar
  • Orar
  • Compartir

Lecturas adicionales:

    Ezequiel 22:30; Éxodo 32:9-14; 1 Samuel 12:23; Efesios 6:18; 1 Timoteo 2:1-4
1.¿Cuáles son los principios que me enseña la Biblia?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión


2. ¿Cómo puedo aplicar hoy estos principios a mi vida?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión

Abraham estaba muy preocupado por la vida de su sobrino Lot. Dios le había revelado lo que sucedería con Sodoma y Gomorra y lo único que podía hacer era interceder. Así que comienza a negociar con Dios por la salvación de las personas.

La respuesta de Dios fue consistente: “por amor” salvaré la ciudad.

Muchas veces nos hemos encontrado en situaciones en las que nos vemos o sentimos completamente impotentes y lo único que podemos hacer es interceder por la persona que se encuentra en gran necesidad. Es hermoso experimentar que cuando nosotros ya no podemos hacer nada en cuanto a algunas circunstancias, para Dios no hay nada imposible y hemos recibido bendición tras bendición como respuesta a nuestras oraciones. No esperemos a que este sea nuestro último recurso. Oremos sin cesar como nos lo mandan en 1 Tesalonicenses 5:17.

Jesús tiene hoy un ministerio en el cielo: El de la intercesión:
“... Cristo es el que murió; más aun, el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros” (Romanos 8:34). “Por lo cual puede también salvar perpetuamente a los que por él se acercan a Dios, viviendo siempre para interceder por ellos” (Hebreos 7:25).

Si queremos ser como Cristo, debemos seguir su ejemplo e interceder por los perdidos. Hoy somos varios millones los cristianos evangélicos en el mundo, ¿qué sucedería si todos nos uniéramos intercediendo por 10 familiares nuestros que no conocen a Jesús como su Salvador? Intercedamos por ellos.

Oremos hoy para que Dios nos dé pasión por los perdidos.