DEVOCIONALES VISITAS A GÉNESIS


¡Tomemos un cafecito!

Día 224

“Hizo también la mesa de madera de acacia; su longitud de dos codos, su anchura de un codo, y de codo y medio su altura... También hizo los utensilios que habían de estar sobre la mesa, sus platos, sus cucharas, sus cubiertos y sus tazones con que se había de libar, de oro fino” (Éxodo 37:10, 16).
  • Leer
  • Meditar
  • Escribir
  • Aplicar
  • Orar
  • Compartir

Lecturas adicionales:

    Salmo 65:4; Isaías 48:18-19; Oseas 11:4;  Lucas 13:34; Juan 6:54; 21:12; Apocalipsis 3:20.
1.¿Cuáles son los principios que me enseña la Biblia?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión


2. ¿Cómo puedo aplicar hoy estos principios a mi vida?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión

“Y pondrás sobre la mesa el pan de la proposición delante de mí continuamente” (Éxodo 25:30).
Dios quiere que nosotros participemos de su mesa. Su mesa está lista para que nos sentemos, platiquemos y tengamos compañerismo con Él: “Hizo también la mesa de madera de acacia... hizo los utensilios que habían de estar sobre la mesa” (Éxodo 37:10, 16). “Y pondrás sobre la mesa el pan” (Éxodo 25:30a).

Dios quiere que lleguemos ante Él, pues quiere prepararnos el alimento: “Jehová es mi pastor; nada me faltará... Aderezas mesa delante de mí...” (Salmo 23:1, 5).

Dios nos sirve el alimento que realmente nos sustentará y nos hará fuertes. Él mismo es nuestro alimento a través de su Hijo Jesucristo: “Jesús les dijo: Yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás... Yo soy el pan de vida... Este es el pan que desciende del cielo, para que el que de él come, no muera... Yo soy el pan vivo que descendió del cielo; si alguno comiere de este pan, vivirá para siempre; y el pan que yo daré es mi carne, la cual yo daré por la vida del mundo” (Juan 6:35, 48, 50-51).
Dios quiere que hagamos un pacto con Él, ¡un nuevo pacto! También desea que nunca dejemos de participar de su sustento: “Y tomó el pan y dio gracias, y lo partió y les dio, diciendo: Esto es mi cuerpo, que por vosotros es dado; haced esto en memoria de mí... Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre, que por vosotros se derrama” (Lucas 22:19, 20b).

Mi oración hoy es que tengamos todo el día compañerismo con nuestro Dios, que estemos cara a cara con Él y nos gocemos como cuando comemos frente a un amigo.