DEVOCIONALES VISITAS A GÉNESIS


¡Encendamos la luz! /1  

Día 173

“Harás además un candelero de oro puro; labrado a martillo se hará el candelero; su pie, su caña, sus copas, sus manzanas y sus flores, serán de lo mismo... De un talento de oro fino lo harás, con todos estos utensilios. Mira y hazlos conforme al modelo que te ha sido mostrado en el monte” (Éxodo 25:31, 39-40).
  • Leer
  • Meditar
  • Escribir
  • Aplicar
  • Orar
  • Compartir

Lecturas adicionales:

    Salmos 27:1; 36:9-10; Proverbios 4:18; 6:23; Eclesiastés 2:13.
1.¿Cuáles son los principios que me enseña la Biblia?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión


2. ¿Cómo puedo aplicar hoy estos principios a mi vida?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión

El candelero debía alumbrar, nunca podía apagarse, debía tener aceite todo el tiempo. La tarea de los sacerdotes era mantener alumbrando el candelero del templo 24 horas al día, 365 días al año.

“Habló Jehová a Moisés, diciendo: Manda a los hijos de Israel que te traigan para el alumbrado aceite puro de olivas machacadas, para hacer arder las lámparas continuamente. Fuera del velo del testimonio, en el tabernáculo de reunión, las dispondrá Aarón desde la tarde hasta la mañana delante de Jehová; es estatuto perpetuo por vuestras generaciones. Sobre el candelero limpio pondrá siempre en orden las lámparas delante de Jehová” (Levítico 24:1-4).

“Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida” (Juan 8:12).

“Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder” (Mateo 5:14).
Debido a que nosotros somos templos vivientes, candeleros móviles, debemos cuidarnos y ser:
1. Candeleros limpios y puros: “Sobre el candelero limpio pondrá siempre en orden las lámparas delante de Jehová” (Éxodo 24:4).
2. Candeleros siempre llenos de aceite, símbolo del Espíritu Santo: “No se emborrachen, pues perderán el control de sus actos. Más bien, permitan que el Espíritu Santo los llene y los controle” (Efesios 5:18, Biblia para todos).
3. Candeleros que aceptamos al pie de la letra la voluntad de Dios para nuestra vida: “Mira y hazlos conforme al modelo que te ha sido mostrado en el monte” (Éxodo 25:40).

Hoy oro para que reflejemos la luz de Cristo en todo momento.