DEVOCIONALES VISITAS A GÉNESIS


El concepto que Dios tiene de mí

Día 152

“Vosotros visteis lo que hice a los egipcios, cómo os tomé sobre alas de águilas, y os he traído a mí. Ahora, pues, si diereis oído a mi voz, y guardareis mi pacto, vosotros seréis mi especial tesoro sobre todos los pueblos; porque mía es toda la tierra. Y vosotros me seréis un reino de sacerdotes, y gente santa. Estas son las palabras que dirás a los hijos de Israel” (Éxodo 19:4-6).
  • Leer
  • Meditar
  • Escribir
  • Aplicar
  • Orar
  • Compartir

Lecturas adicionales:

    Génesis 17:1; 2 Crónicas 30:8; Proverbio 23:11; Isaías 49:16; Juan 14:15; 21:15.
1.¿Cuáles son los principios que me enseña la Biblia?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión


2. ¿Cómo puedo aplicar hoy estos principios a mi vida?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión

Grandes constantes a tomar en cuenta sobre Dios:
1. Dios es Todopoderoso: “visteis lo que hice a los egipcios” (v. 4).
2. Dios es todo protector: “y cómo os tomé sobre alas de águilas” (v. 4).
3. Dios es todo amoroso: “y os he traído a mí” (v. 4).
4. Dios no nos necesita, Él tiene todo: “... porque mía es toda la tierra” (v. 5).
 
Grandes constantes que aseguran nuestro potencial:
1. Somos algo que Dios aprecia con todo su corazón: “... vosotros seréis mi especial tesoro sobre todos los pueblos” (v. 5).
2. Somos los emisarios, herramientas y embajadores de Dios: “Y vosotros me seréis un reino de sacerdotes...” (v. 6).
3. Somos un pueblo que hace la diferencia en la vida de todos aquellos que están a nuestro alrededor: “Y vosotros me seréis... gente santa...” (v. 6).
 
Cómo podemos apropiarnos de todo lo que Dios es para cumplir todo el potencial que Él tiene para nosotros:
1. Completa atención y obediencia a la voz de Dios: “Ahora pues, si diereis oído a mi voz...” (v. 5). No puedo dar completa atención y obediencia a Dios si no aparto un tiempo cada día para acercarme a Él, para conocerlo mejor, para saber qué hay en su corazón, y para saber qué pide de mí.
2. Conociendo la oferta de Dios, y la práctica de sus mandamientos: “guardareis mi pacto” (v. 5).
3. Un compromiso de dar a otros lo que hemos recibido de Dios: “Estas son las palabras que dirás a los hijos de Israel” (v. 6).
Hoy oro para que realicemos el gran plan de Dios para nuestra vida. Él ve el gran potencial que tenemos, y quiere que lo vivamos en su totalidad.