DEVOCIONALES VISITAS A GÉNESIS


¡Se convirtió mi suegro!

Día 149

“Y se alegró Jetro de todo el bien que Jehová había hecho a Israel, al haberlo librado de mano de los egipcios. Y Jetro dijo: Bendito sea Jehová, que os libró de mano de los egipcios, y de la mano de Faraón, y que libró al pueblo de la mano de los egipcios. Ahora conozco que Jehová es más grande que todos los dioses; porque en lo que se ensoberbecieron prevaleció contra ellos” (Éxodo 18:9-11).
  • Leer
  • Meditar
  • Escribir
  • Aplicar
  • Orar
  • Compartir

Lecturas adicionales:

    Mateo 24:14; Hechos 26:18,19-20; Colosenses 1:4-6;.1 Tesalonicenses 1:7-8;
1.¿Cuáles son los principios que me enseña la Biblia?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión


2. ¿Cómo puedo aplicar hoy estos principios a mi vida?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión

Si Dios está obrando en nuestra vida con poder, nuestros familiares oirán lo que Dios está haciendo: “Oyó Jetro sacerdote de Madián, suegro de Moisés, todas las cosas que Dios había hecho con Moisés, y con Israel su pueblo, y cómo Jehová había sacado a Israel de Egipto” (Éxodo 18:1).

Si Dios está obrando en nuestra vida, nuestros familiares querrán buscarnos: “Y Jetro el suegro de Moisés, con los hijos y la mujer de éste, vino a Moisés en el desierto, donde estaba acampado junto al monte de Dios; y dijo a Moisés: Yo tu suegro Jetro vengo a ti, con tu mujer, y sus dos hijos con ella” (vv. 5-6).

Si Dios está obrando en nuestra vida, siempre debemos ser amorosos y respetuosos con nuestros familiares: “Y Moisés salió a recibir a su suegro, y se inclinó, y lo besó; y se preguntaron el uno al otro cómo estaban, y vinieron a la tienda” (v. 7).
Nuestros familiares tienen que oír de Dios a través de nuestros propios labios: “Y Moisés contó a su suegro todas las cosas que Jehová había hecho a Faraón y a los egipcios por amor de Israel…” (v. 8).

Tarde o temprano, si Dios está obrando con poder en nuestra vida, nuestros familiares conocerán de cerca a nuestro Dios, lo adorarán, se rendirán a Él:
“Y Jetro dijo: Bendito sea Jehová, que os libró de mano de los egipcios, y de la mano de Faraón, y que libró al pueblo de la mano de los egipcios... Ahora conozco que Jehová es más grande que todos los dioses…” (vv. 10-11).

Hoy oro por todos nuestros familiares que no conocen al Señor, para que el testimonio de nuestra vida sea tan poderoso que ellos también quieran adorar a Dios.