DEVOCIONALES VISITAS A GÉNESIS


Tentando a Dios

Día 147

“Y altercó el pueblo con Moisés, y dijeron: Danos agua para que bebamos. Y Moisés les dijo: ¿Por qué altercáis conmigo? ¿Por qué tentáis a Jehová?... Entonces clamó Moisés a Jehová, diciendo: ¿Qué haré con este pueblo? De aquí a un poco me apedrearán... Y llamó el nombre de aquel lugar Masah y Meriba, por la rencilla de los hijos de Israel, y porque tentaron a Jehová, diciendo: ¿Está, pues, Jehová entre nosotros, o no? (Éxodo 17:2, 4, 7).
  • Leer
  • Meditar
  • Escribir
  • Aplicar
  • Orar
  • Compartir

Lecturas adicionales:

    Mateo 4:1; 6:13; 26:41; Marcos 14:38; Lucas 22:40; Romanos 8:37; Hebreos 4:16; Santiago 1:12.
1.¿Cuáles son los principios que me enseña la Biblia?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión


2. ¿Cómo puedo aplicar hoy estos principios a mi vida?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión

Dudar de la presencia, provisión y protección de Dios es tentar a Dios: “... llamó el nombre de aquel lugar Masah y Meriba, por la rencilla de los hijos de Israel, y porque tentaron a Jehová, diciendo: ¿Está, pues, Jehová entre nosotros, o no?” (Éxodo 17:7).

Cuando el pueblo alterca con un líder que oye y hace la voluntad de Dios, ese pueblo está tentando a Dios. La tarea del líder cuando el pueblo tienta a Dios al altercar con él es:
1. Orar: “Entonces clamó Moisés a Jehová, diciendo: ¿Qué haré con este pueblo? De aquí a un poco me apedrearán” (Éxodo 17:4).
2. Escuchar la respuesta de Dios: “Y Jehová dijo a Moisés: Pasa delante del pueblo, y toma contigo de los ancianos de Israel; y toma también en tu mano tu vara con que golpeaste el río, y ve. He aquí que yo estaré delante de ti allí sobre la peña en Horeb; y golpearás la peña, y saldrán de ella aguas, y beberá el pueblo...” (Éxodo 17:5-6).
3. Obedecer exactamente las instrucciones de Dios en respuesta a su oración: “... Y Moisés lo hizo así en presencia de los ancianos de Israel” (Éxodo 17:6).
Satanás tentó al Hijo de Dios, y también lo hace con nosotros: “Respondiendo Jesús, le dijo [a Satanás]: Dicho está: No tentarás al Señor tu Dios” (Lucas 4:12).
Jesús venció la tentación y tuvo poder sobre Satanás: “Y Jesús volvió en el poder del Espíritu a Galilea, y se difundió su fama por toda la tierra de alrededor” (Lucas 4:14).
Jesús en nosotros nos ayuda a vencer la tentación.

Hoy oro para que entendamos el mandamiento, “no tentarás al Señor tu Dios” (Mateo 4:7b) y para que caminemos en la luz que nos da hoy, amándolo con todo nuestro corazón.