DEVOCIONALES VISITAS A GÉNESIS


–¡Yo culpable!

Día 145

“Y Jehová dijo a Moisés: ¿Hasta cuándo no querréis guardar mis mandamientos y mis leyes? Mirad que Jehová os dio el día de reposo, y por eso en el sexto día os da pan para dos días. Estése, pues, cada uno en su lugar, y nadie salga de él en el séptimo día. Así el pueblo reposó el séptimo día” (Éxodo 16:28-30).
  • Leer
  • Meditar
  • Escribir
  • Aplicar
  • Orar
  • Compartir

Lecturas adicionales:

    Isaías 56; 58:13-14; Mateo 12:5; 1 Tesalonicenses 5:24.
1.¿Cuáles son los principios que me enseña la Biblia?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión


2. ¿Cómo puedo aplicar hoy estos principios a mi vida?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión

La orden viene de Dios: “Mirad que Jehová os dio el día de reposo” (v. 29a). “Y bendijo Dios al día séptimo, y lo santificó, porque en él reposó de toda la obra que había hecho en la creación” (Génesis 2:3).

“Seis días trabajarás, y harás toda tu obra; mas el séptimo día es reposo para Jehová tu Dios” (Éxodo 20:9-10a).

Fuimos hechos para descansar, “reposar” (Adán descansó el primer día de su existencia). “Y acabó Dios en el día séptimo la obra que hizo; y reposó el día séptimo de toda la obra que hizo. Y bendijo Dios al día séptimo, y lo santificó, porque en él reposó de toda la obra que había hecho en la creación” (Génesis 2:2-3).

Dios facilita nuestro descanso (reposo): “Mirad que Jehová os dio el día de reposo, y por eso en el sexto día os da pan para dos días” (Éxodo 16:29).

Estar en el “reposo” de Dios nos hace más productivos: “Tomó, pues, Jehová Dios al hombre, y lo puso en el huerto de Edén, para que lo labrara y lo guardase” (Génesis 2:15).
“Porque en él reposó de toda la obra que había hecho en la creación” (Génesis 2:3b). “Por tanto, queda un reposo para el pueblo de Dios. Porque el que ha entrado en su reposo, también ha reposado de sus obras, como Dios de las suyas. Procuremos, pues, entrar en aquel reposo, para que ninguno caiga en semejante ejemplo de desobediencia” (Hebreos 4:9-11).

¡Descansemos!

Hoy oro para que cumplamos todos los mandamientos, incluyendo el de reposar un día a la semana. Dios lo dice, yo lo hago aunque no lo entienda, o aunque esté sobrecargado de actividades.