DEVOCIONALES VISITAS A GÉNESIS


Nadie me puede vencer

Día 138

“Jehová es varón de guerra; Jehová es su nombre” (Éxodo 15:3).
  • Leer
  • Meditar
  • Escribir
  • Aplicar
  • Orar
  • Compartir

Lecturas adicionales:

    Génesis 21:17; Deuteronomio 31:8; Lucas 12:32; Romanos 8:37; 2 Corintios 2:14.
1.¿Cuáles son los principios que me enseña la Biblia?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión


2. ¿Cómo puedo aplicar hoy estos principios a mi vida?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión

No hay nadie, nadie, que pueda defendernos y batallar por nosotros como lo puede hacer nuestro Dios, el Dios de la Biblia: “Jehová es varón de guerra...” (v. 3).

“Jehová peleará por vosotros, y vosotros estaréis tranquilos” (Éxodo 14:14).
“En el lugar donde oyereis el sonido de la trompeta, reuníos allí con nosotros; nuestro Dios peleará por nosotros” (Nehemías 4:20).

“Pelearán contra el Cordero, y el Cordero los vencerá, porque él es Señor de señores y Rey de reyes; y los que están con él son llamados y elegidos y fieles” (Apocalipsis 17:14).
No hay manera de equivocarnos. Si Él está con nosotros, si Él está peleando por nosotros, si testifica a nuestro ser que sólo es Él quien lo hace: “Jehová es su nombre” (v. 3b).
“... No temas, Abram; yo soy tu escudo, y tu galardón será sobremanera grande” (Génesis 15:1).

“... Yo soy el Dios Todopoderoso; anda delante de mí y sé perfecto” (Génesis 17:1).
“Y respondió Dios a Moisés: YO SOY EL QUE SOY. Y dijo: Así dirás a los hijos de Israel: YO SOY me envió a vosotros” (Éxodo 3:14).

Vemos también en Deuteronomio 23:14 que existe una condición para que en todo momento Dios pueda ser nuestro Defensor: “porque Jehová tu Dios anda en medio de tu campamento, para librarte y para entregar a tus enemigos delante de ti; por tanto, tu campamento ha de ser santo, para que él no vea en ti cosa inmunda, y se vuelva de en pos de ti”.

Hoy oro para que le demos a Dios todas nuestras batallas, ya sean espirituales, físicas, de relación, personales. Él es el único capacitado para pelearlas por nosotros.