DEVOCIONALES VISITAS A GÉNESIS


Sendas a través de lo imposible

Día 134

“Y extendió Moisés su mano sobre el mar, e hizo Jehová que el mar se retirase por recio viento oriental toda aquella noche; y volvió el mar en seco, y las aguas quedaron divididas. Entonces los hijos de Israel entraron por en medio del mar, en seco, teniendo las aguas como muro a su derecha y a su izquierda” (Éxodo 14:21-22).
  • Leer
  • Meditar
  • Escribir
  • Aplicar
  • Orar
  • Compartir

Lecturas adicionales:

    Salmos 40:17; 118:24; 119:75; ); Mateo 8:3; 20:34; 14:36; Romanos 4:17-22; Hebreos 11 (todo el capítulo).
1.¿Cuáles son los principios que me enseña la Biblia?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión


2. ¿Cómo puedo aplicar hoy estos principios a mi vida?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión

Dios hace lo imposible, y también utiliza a sus siervos: “Y extendió Moisés su mano sobre el mar, e hizo Jehová que el mar se retirase por recio viento oriental toda aquella noche” (v. 21a). Las leyes de la naturaleza se detienen ante la mano poderosa de Dios. No hay nada imposible para Él: “y volvió el mar en seco, y las aguas quedaron divididas” (v. 21b). “Y mirándolos Jesús, les dijo: Para los hombres esto es imposible; mas para Dios todo es posible” (Mateo 19:26).

Nuestra tarea es caminar por fe a través del sendero imposible que Dios nos abre: “Entonces los hijos de Israel entraron por en medio del mar, en seco, teniendo las aguas como muro a su derecha y a su izquierda” (v. 22). “Por la fe [Moisés] dejó a Egipto... porque se sostuvo como viendo al Invisible... Por la fe pasaron el Mar Rojo como por tierra seca...” (Hebreos 11:27, 29).

Todos hemos leído de los milagros del Señor a lo largo de la Biblia. Son muchos para contarlos. Aun en nuestro andar con Dios hemos experimentado a nivel personal milagros e infinidad de respuesta a nuestras oraciones. Sin embargo, también hemos tenido momentos de duda, de falta de fe, de desánimo y desconsuelo. ¿Por qué a veces parece que Dios está tan lejos? ¿Por qué tarda tanto en llegar tu respuesta? ¿Y por qué a veces hasta nos dice que NO? Aún así debemos confiar en Dios y en su promesa de que siempre estará con nosotros hasta el fin del mundo. ¡Él es fiel, Él es nuestra vida y esperanza!

Hoy oro para que estemos seguros que Dios abrirá sendas aun en medio de situaciones imposibles.