DEVOCIONALES VISITAS A GÉNESIS


Siga las indicaciones

Día 131

“Y Jehová iba delante de ellos de día en una columna de nube para guiarlos por el camino, y de noche en una columna de fuego para alumbrarles, a fin de que anduviesen de día y de noche. Nunca se apartó de delante del pueblo la columna de nube de día, ni de noche la columna de fuego” (Éxodo 13:21-22).
  • Leer
  • Meditar
  • Escribir
  • Aplicar
  • Orar
  • Compartir

Lecturas adicionales:

    Éxodo 23:1; Salmo 143:8; Mateo 24:13; Filipenses 2:4; Hebreos 3:12; Apocalipsis 2:4; 3:10-11.
1.¿Cuáles son los principios que me enseña la Biblia?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión


2. ¿Cómo puedo aplicar hoy estos principios a mi vida?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión

Dios va delante de nosotros: “Y Jehová iba delante de ellos” (v. 21). “He aquí yo envío mi Ángel delante de ti para que te guarde en el camino, y te introduzca en el lugar que yo he preparado” (Éxodo 23:20).

“Y Jehová va delante de ti; él estará contigo, no te dejará, ni te desamparará; no temas ni te intimides” (Deuteronomio 31:8).

Dios va delante de nosotros:
1. Para guiarnos: “para guiarlos por el camino” (v. 21). “Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí” (Juan 14:6).
2. Para que no nos detengamos: “a fin de que anduviesen de día y de noche” (v. 21). “Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud” (Gálatas 5:1).
3. Para que no nos detengamos,  promete estar con nosotros todo el tiempo: “Nunca se apartó de delante del pueblo la columna de nube de día, ni de noche la columna de fuego” (v. 22). Jesús dijo: “y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén” (Mateo 28:20).
4. Hoy “no” tenemos una guía visible como la tenía el pueblo durante el desierto. Nuestra guía visible de hoy es la poderosa palabra de Dios, el Espíritu Santo y la oración. Ellos todo lo consultaban con Moisés y luego con los profetas, los sacerdotes y los jueces.

Gracias al sacrificio de Jesús, tenemos un acceso directo al Todopoderoso para consultar directamente con Él.

Hoy oro para que sigamos la dirección de Dios para nuestra vida. Él quiere que nunca nos detengamos en su camino.