DEVOCIONALES VISITAS A GÉNESIS


Ayuda Idónea

Día 11

“Y dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él… Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne” (Génesis 2:18, 24).
  • Leer
  • Meditar
  • Escribir
  • Aplicar
  • Orar
  • Compartir

Lecturas adicionales:

    Hebreos 12:14; Filipenses 2:4; 1 Pedro 1:15, 16; Santiago 1:21, 22; Santiago 4:7; Efesios 4:26; Juan 10:10; Mateo 16:24
1.¿Cuáles son los principios que me enseña la Biblia?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión


2. ¿Cómo puedo aplicar hoy estos principios a mi vida?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión

La palabra idóneo viene del latín, adecuado, apropiado. Que tiene suficiencia o aptitud para alguna cosa. Otros sinónimos son: apto, capaz, habilidoso, eficiente, dispuesto, e inteligente.

Dios busca ayuda idónea para Adán. ¿Pero cuántos matrimonios conocemos con un ejemplo excelente hasta el fin de sus vidas? Vemos cientos de hogares rotos y este porcentaje sube cada día. Existe mucho dolor aún en medio de hogares cristianos. ¿Qué podemos hacer al respecto? No hay respuesta fácil, pero sí existe una base, principios y mandatos los que los hogares exitosos han tenido en cuenta hasta que uno de los dos parte con el Señor.

En la Palabra de Dios encontramos recursos inagotables para cada momento de nuestras vidas. El primer paso que necesitamos dar para poder tener un hogar estable es el nacer de nuevo. Jesús dice en Mateo 11:28-30: “Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas…”  Jesús, es la respuesta para todas nuestras cargas. Dios nos provee de recursos para triunfar. Uno de ellos son sus mandamientos, la oración y su Palabra.

Allí encontramos sabiduría, dirección, consuelo. Esto no quiere decir, que estas felices parejas no hayan tenido problemas, y a veces problemas muy difíciles, pero si ponemos nuestra fe y confianza en

Jesús, vamos a ver los resultados de su fidelidad, amor y dirección de Dios disponibles para todos los que lo busquen.