DEVOCIONALES VISITAS A GÉNESIS


Dios nos atrae hacia Él

Día 102

“Apacentando Moisés las ovejas de Jetro su suegro, sacerdote de Madián, llevó las ovejas a través del desierto, y llegó hasta Horeb, monte de Dios. Y se le apareció el Ángel de Jehová en una llama de fuego en medio de una zarza; y él miró, y vio que la zarza ardía en fuego, y la zarza no se consumía. Entonces Moisés dijo: Iré yo ahora y veré esta grande visión, por qué causa la zarza no se quema” (Éxodo 3:1-3).
  • Leer
  • Meditar
  • Escribir
  • Aplicar
  • Orar
  • Compartir

Lecturas adicionales:

    Génesis 31:11; Proverbio 12:27; 1 Samuel 3:4; 2 Samuel 23:20; Isaías 6:8; Hechos 16:6, 9; Hebreos 2:1.
1.¿Cuáles son los principios que me enseña la Biblia?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión


2. ¿Cómo puedo aplicar hoy estos principios a mi vida?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión

Muchas veces cuando Dios se revela a una persona está llamándola a colaborar con Él en misión. Aún antes de nuestro nacimiento Dios tiene un propósito específico para cada uno de nosotros. Él tiene una misión personalizada para cada persona. Aunque Dios no causa todos los acontecimientos que suceden en nuestra vida desde que nacemos, Él los utiliza para prepararnos para nuestra misión específica.

Hoy Dios también se revela a las personas que están ocupadas, que son diligentes y están
dispuestas a servir con todas sus fuerzas. En Mateo 4:18-19 leemos: “Andando Jesús junto al mar de Galilea, vio a dos hermanos, Simón, llamado Pedro, y Andrés su hermano, que echaban la red en el mar; porque eran pescadores. Y les dijo: Venid en pos de mí, y os haré pescadores de hombres”.

A Josué, Dios le dijo: “Esfuérzate y sé valiente; porque tú repartirás a este pueblo por heredad la tierra de la cual juré a sus padres que la daría a ellos” (Josué 1:6). A Gedeón: “Y el ángel de Jehová se le apareció, y le dijo: Jehová está contigo, varón esforzado y valiente” (Jueces 6:12).

Dios nos atrae y nos llama por acontecimientos inusuales que suceden en nuestra vida: “Y se le apareció el Ángel de Jehová en una llama de fuego en medio de una zarza; y él miró, y vio que la zarza ardía en fuego, y la zarza no se consumía” (v. 2).

Una de las características que Dios busca en una persona que quiere usar es que esté atento a las circunstancias de su vida para “aprovechar” la oportunidad que se le presente: “Entonces Moisés dijo: Iré yo ahora y veré esta grande visión, por qué causa la zarza no se quema” (v. 3).

Mi oración hoy es que estemos atentos y diligentes para poder escuchar y responder al llamado que Dios nos haga y así cumplir su perfecta voluntad.