DEVOCIONALES La Perspectiva del Águila


Conducta de la multitud

Día 99

“... Cuando vio, pues, la gente que Jesús no estaba allí, ni sus discípulos, entraron en las barcas y fueron a Capernaum, buscando a Jesús” (Juan 6:22-24).
  • Leer
  • Meditar
  • Escribir
  • Aplicar
  • Orar
  • Compartir

Lecturas adicionales:

    Hechos 4:29-30; 19:11-12, 18-20.
1.¿Cuáles son los principios que me enseña la Biblia?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión


2. ¿Cómo puedo aplicar hoy estos principios a mi vida?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión

La multitud se gozaba al escuchar las enseñanzas de Jesús y de buena gana lo seguían, y a veces hasta por varios días. Existe mucha necesidad en las personas. Y Jesús mismo era y es la respuesta para todos. Los milagros y la compasión de Jesús atraían a la gente. 
Hoy también nos gozamos escuchando no sólo las historias de sanidad y otros milagros que Jesús hacía, sino que nos gozamos de saber que Jesús sigue haciendo milagros entre nosotros. 
Si en nuestra congregación Dios no está haciendo milagros y prodigios, tal vez haya pecado y Dios no está en medio nuestro. 
Cuando Dios hace un milagro en nuestro medio, necesitamos testificar del poder de Dios en nuestra iglesia y a nuestros conocidos y amigos. El mundo necesita saber que Dios siempre es el mismo y que todavía hace muchos milagros. Podemos con ar en Él. Necesitamos buscarlo, amarlo, obedecerlo y pedirle que nos llene con su Santo Espíritu. 
Los milagros se dan cuando una iglesia vive permanentemente en oración y en obediencia a la palabra de Dios y llena del Espíritu Santo. 
La gente va “buscando a Jesús” en esta clase de congregaciones. 
Realmente, en sus comienzos, la búsqueda es principalmente egoísta, aun así, muchos llegan y encuentran el milagro de mayor importancia para nuestra vida: a Jesús, nuestra única esperanza, nuestra salvación y la vida eterna.