DEVOCIONALES La Perspectiva del Águila


Religiosidad versus Adoración

Día 66

“... Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren” (Juan 4:19-23).
  • Leer
  • Meditar
  • Escribir
  • Aplicar
  • Orar
  • Compartir

Lecturas adicionales:

    Deuteronomio 10:20-21; Jueces 2:12-14; Isaías 58:5-7; Salmos 22:3; Mateo 2:1-2.
1.¿Cuáles son los principios que me enseña la Biblia?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión


2. ¿Cómo puedo aplicar hoy estos principios a mi vida?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión

Cuando Jesús confronta a la mujer samaritana con su pecado y modo de vida, ella trata de cambiar el tema del pecado por el de la religión. Como si dijera: “Dejemos de lado lo personal, hablemos de religión que es más interesante”.

La mujer relaciona la religión/religiosidad con la adoración. Su punto de vista de la adoración tiene que ver con asuntos externos: “monte... Jerusalén... lugar”.

En nuestros días hablaríamos de templo, altar, célula, culto, la calidad de los músicos, la marca de los instrumentos, la calidad del equipo de sonido.

Aunque no hay nada malo con estos aspectos externos, y éstos pueden ayudar al ambiente para la adoración. Jesús al Dios Trino.

Jesús como miembro de la Trinidad es el único que realmente sabe. Nosotros dependemos de su sabiduría e infinito conocimiento.

Jesús declara sin tapujos que sin una relación de santidad, la adoración es imposible, Jesús le dice a ella: están adorando “lo que no sabéis”.

Jesús dirige el interés de la samaritana de lo externo a un nuevo enfoque: “los verdaderos adoradores”.

La pregunta que Jesús hace es: ¿Qué es un verdadero adorador? ¿Puede haber un adorador pecando? Aunque la logística, calidad de música, y los otros aspectos de la “adoración” son muy importantes, ¿cuál debe ser el centro y el enfoque de los adoradores? ¿Qué necesita hacer Jesús para que nos enfoquemos en la adoración verdadera? ¿Qué necesitamos nosotros para enfocarnos en la adoración verdadera?