DEVOCIONALES La Perspectiva del Águila


El mejor regalo

Día 54

“Porque de tal manera amo´ Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unige´nito, para que todo aquel que en e´l cree, no se pierda, mas tenga vida eterna” (Juan 3:16).
  • Leer
  • Meditar
  • Escribir
  • Aplicar
  • Orar
  • Compartir

Lecturas adicionales:

    Hechos 2:39; Romanos 5:8; 8:32; 2 Corintios 5:15; Gálatas 1:4; Efesios 3:18-19; 5:25-27; 1 Juan 2:2; 3:1; 4:19.
1.¿Cuáles son los principios que me enseña la Biblia?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión


2. ¿Cómo puedo aplicar hoy estos principios a mi vida?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión

Muchos quieren saber qué tanto son amados. Preguntan muchas veces: ¿Cuánto me amas?

¿En qué manera me ama Dios?

La palabra que Juan usa en este versículo es “ágape”. Esta Amor que está dispuesto a darlo todo a cambio de nada.

Dios nos ama de tal manera que entregó lo más preciado para Él, su Hijo amado, Jesucristo, “su unigénito”.

¿Por qué ama Dios así? La Biblia dice que “Dios es amor” a Dios, la respuesta es “Dios es amor”.

¿A quién amó Dios? Este versículo nos dice que amó “al mundo”. Pudiéramos decirlo de otra manera: “A la humanidad”.

Dios viendo el triste destino, de una humanidad que se autodestruye, decidió dar la única salida a la autodestrucción, frustración y dolor. ¿Cuál? La salvación. ¿Cómo? Amándonos.

La condición de la humanidad es tal, que para solucionarla, Dios tuvo que tomar una medida extrema, la más extrema que alguien haya podido tomar. Dios dio a su Hijo amado en quien Él se complace (“Y hubo una voz de los cielos, que decía: Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia”; Mateo 3:17).

¿Cómo podemos disfrutar de este amor, este regalo que viene directo desde el corazón de Dios? La Biblia dice que está muy cerca de cada uno de nosotros (“El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado”; Marcos 1:15). Aceptemos ese gran Regalo de amor, recibamos a su “Hijo unigénito”.