DEVOCIONALES La Perspectiva del Águila


Cuando la presencia de Jesús se vuelve común y corriente

Día 42

“Después de esto descendieron a Capernaum, él, su madre, sus hermanos y sus discípulos; y estuvieron allí no muchos días” (Juan 2:12).
  • Leer
  • Meditar
  • Escribir
  • Aplicar
  • Orar
  • Compartir

Lecturas adicionales:

    Mateo 4:13; 9:1; 11:23-24; Lucas 4:16; 28-30; Apocalipsis 2:4-5.
1.¿Cuáles son los principios que me enseña la Biblia?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión


2. ¿Cómo puedo aplicar hoy estos principios a mi vida?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión

Jesús fue rechazado en la ciudad de Nazaret donde se crió y se mudó a Capernaum. Él decidió buscar un lugar Capernaum era un lugar estratégico.

Jesús hizo muchos milagros en Capernaum, y ayudó a todo tipo de personas.

Tanto en Nazaret donde se crió Jesús, como en Capernaum, donde Jesús vivió durante su ministerio, rechazaron y desaprovecharon la presencia y ministerio de Jesús. De hecho, Jesús le da una reprimenda muy fuerte a Capernaum y la compara con ciudades pecadoras como Sodoma y Gomorra.

Nazaret y Capernaum son figuras hoy para el pueblo cristiano. Nos acostumbramos a la presencia de Jesús, a su Palabra, a sus milagros, y no valoramos lo que Él realmente es. Al no valorar su presencia y dar por sentado su poder y vida como algo que nunca perderemos, terminamos sin Él.

Nazaret y Capernaum son un llamado al pueblo cristiano tengan al Señor como alguien más, como alguien común y corriente, sino como a Dios y Señor de la iglesia. Pareciera que a través del tiempo, su presencia se convierte en un ritual más, una reunión más, un culto más, y por qué no, un espectáculo más.

Hoy Él está a la puerta, llamando a su iglesia a que lo dejemos entrar nuevamente. Él quiere tener comunión íntima con su iglesia: “He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo” (Apocalipsis 3:20).