DEVOCIONALES La Perspectiva del Águila


Fe sobresaliente basada en la obediencia

Día 38

“Su madre dijo a los que servían: Haced todo lo que [Jesús] os dijere” (Juan 2:5).
  • Leer
  • Meditar
  • Escribir
  • Aplicar
  • Orar
  • Compartir

Lecturas adicionales:

    Génesis 6:22; 41:55; Salmos 62:5; Lucas 6:26; Romanos 4:18; Hebreos 5:8-9; 11:8.
1.¿Cuáles son los principios que me enseña la Biblia?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión


2. ¿Cómo puedo aplicar hoy estos principios a mi vida?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión

Este versículo es la respuesta de María al consejo de Jesús: “¿Qué debo hacer con respecto a la necesidad que me presentas de la falta de vino?” (paráfrasis v. 4).

Es increíble la respuesta de María: “Haced todo lo que [Jesús] os dijere”.

Ella se somete, se consagra por completo a lo que Jesús decida. Si Él decide no hacer el milagro, está bien.

Si Él da la orden, excelente. Si Él dice espera un poco, está bien. Aquí María intercede por la necesidad de una pareja y confía en la respuesta de Jesús.

Es muy significativo que su primer milagro de Jesús lo realizara en la celebración de una boda. Podemos tomar muchas ilustraciones de lo que debe ser la unión de una pareja en matrimonio con la unión de Cristo con su iglesia.

El deseo de Jesús es guiarnos y bendecirnos en el matrimonio, suplir nuestras necesidades, ayudarnos en los momentos difíciles y llenarnos de su paz.

Las palabras de María son un consejo excelente para hoy. De hecho, Jesús en la Gran Comisión dice: “Enséñenles a obedecer todo lo que yo les he enseñado” (Mateo 28:20a; Traducción en Lenguaje Actual).

Realmente la Gran Comisión de Jesús en el versículo 20 son las mismas instrucciones de María: “Haced todo lo que [Jesús] os dijere”.

María presenta la base de la fe cristiana: sumisión y obediencia total a la voluntad de Dios: “Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra” (Lucas 11:2b).