DEVOCIONALES La Perspectiva del Águila


¿Cuál es mi cruz?

Día 330

“Y él, cargando su cruz…” (Juan 19:17).
  • Leer
  • Meditar
  • Escribir
  • Aplicar
  • Orar
  • Compartir

Lecturas adicionales:

    Marcos 16:15-16; Lucas 8:39; Romanos 8:28-39; Filipenses 1:27-29; Colosenses 1:24.
1.¿Cuáles son los principios que me enseña la Biblia?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión


2. ¿Cómo puedo aplicar hoy estos principios a mi vida?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión

Escuchamos mucho acerca de llevar nuestra cruz, pero ¿qué significa esto? Jesús mismo dijo: “... Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame. Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí, éste la salvará” (Lucas 9:23).

A veces pensamos que los momentos de dolor que pasamos es la cruz que nos tocó. Pero no se trata de los obstáculos diarios de la vida, sino de tomar la cruz de Cristo.

Podemos ver aquí dos realidades: 1) La presión que todos sentimos día a día como momentos de dolor, sentimientos de culpa y confusión, pérdida de un ser amado o del trabajo, un divorcio y otro sinfín de circunstancias, pero esta no es la cruz de la que nos habla el Evangelio. Aunque muchas veces se sienten estas circunstancias como una cruz muy pesada, esta no es la cruz de la que habla Jesús.

2) Y la realidad, la cruz, la cual Jesús quiere que yo lleve.

La realidad 1), aunque no queremos pasar por momentos así, estos nos ayudan a crecer, a fortalecernos, a mantenernos humildes y compasivos y a depender de nuestro Señor Jesucristo para salir adelante. En estos momentos es cuando vemos o sentimos la mano de Dios actuando en nuestra vida. Recibimos perdón, consuelo, sanidad, seguridad, esperanza y gozo.

La realidad 2) el cargar la cruz de la que habla Jesús, se trata de negarme a lo que yo deseo día a día y aceptar la misión de Jesús de morir a mí y hacer todo lo que esté a mi alcance para que otros conozcan a Jesús.