DEVOCIONALES La Perspectiva del Águila


Dos maneras de entregar a Jesús

Día 327

"Así que entonces lo entregó a ellos para que fuese crucificado. Tomaron, pues, a Jesús, y le llevaron" (Juan 19:16).
  • Leer
  • Meditar
  • Escribir
  • Aplicar
  • Orar
  • Compartir

Lecturas adicionales:

    Salmos 125:5; Isaías 53:6; Hechos 17:28; Romanos 8:32; Gálatas 2:20; 1 Pedro 2:23-25.
1.¿Cuáles son los principios que me enseña la Biblia?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión


2. ¿Cómo puedo aplicar hoy estos principios a mi vida?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión

Pilato sucumbe a la tentación de la popularidad y “lo entregó a ellos para que fuese crucificado”.

Los romanos que eran sencillamente los ejecutores del deseo de los judíos y de la cobardía de Pilato “reciben” a Jesús “para que fuese crucificado”.

Aquí hay un juego de palabras: “Recibir” y “entregar”.

Judas, Pilato, los principales sacerdotes, entregaron a Jesús, ¡lo traicionaron! (Digo que los principales sacerdotes y no incluyo a toda la nación los judíos, pues muchos, si no miles de judíos recibieron, amaron y siguieron a Jesús. Claro que los representantes del pueblo judío, fueron los que hicieron todo el complot para matar a Jesús).

Dios entregó a Jesús como ofrenda para salvación. Jesús se entregó voluntariamente para salvarnos.

Los romanos lo reciben para crucificarlo.

¿Qué estamos haciendo hoy con Jesús? ¿Lo recibimos o lo rechazamos? ¿Lo buscamos o lo ignoramos? ¿Guardamos sus mandamientos en nuestra mente y corazón para obedecerle y amarlo? ¿Somos luz para los que nos rodean o nos escondemos para que no sepan quiénes somos? ¿Escuchamos su voz o escuchamos la voz del mundo?

Hoy tenemos la oportunidad de recibir a Jesús para tener vida, y vida en abundancia. Debemos permitirle a Jesús entrada libre en cada área de nuestra vida, para que entre no sólo a mi corazón, sino que tome el control total de todo mi ser: espíritu, alma y cuerpo. Esto incluye, todo lo que soy, todo lo que pienso y planeo, todo lo que siento y decido, todo lo que hago y dejo de hacer y todo lo que digo y cómo lo digo.