DEVOCIONALES La Perspectiva del Águila


¿Quién blasfema a quién? ¿Miedo?

Día 324

“... Tomadle vosotros, y crucificadle; porque yo no hallo delito en él. Los judíos le respondieron: Nosotros tenemos una ley, y según nuestra ley debe morir, porque se hizo a sí mismo Hijo de Dios. Cuando Pilato oyó decir esto, tuvo más miedo” (Juan 19:6-8).
  • Leer
  • Meditar
  • Escribir
  • Aplicar
  • Orar
  • Compartir

Lecturas adicionales:

    Levítico 24:16; Deuteronomio 18:20-22; Hechos 13:28-30; Romanos 1:3-4.
1.¿Cuáles son los principios que me enseña la Biblia?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión


2. ¿Cómo puedo aplicar hoy estos principios a mi vida?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión

La justicia romana no haya delito en Jesús.

Los judíos no conocen ni reconocen quién es Jesús y equivocadamente lo llaman blasfemo por decir que es el “Hijo de Dios”.

Éstos, realmente no saben que no hay delito en Jesús ni tampoco conocen la aplicación de sus propias leyes. Lo curioso es que muchos reconocieron quién era Jesús y este grupo que lo condenaba era el que mejor conocía las Escrituras.

Jesús nunca “se hizo a sí mismo Hijo de Dios”, Él siempre ha sido el Hijo de Dios y siempre será Dios.

El autor de Hebreos es muy claro al explicar la relación entre Jesús y el Padre: “Porque ¿a cuál de los ángeles dijo Dios jamás: Mi Hijo eres tú, yo te he engendrado hoy, y otra vez: Yo seré a él Padre, y él me será a mí hijo? Y otra vez, cuando introduce al Primogénito en el mundo, dice: Adórenle todos los ángeles de Dios. Ciertamente de los ángeles dice: El que hace a sus ángeles espíritus, y a sus ministros llama de fuego. Mas del Hijo dice: Tu trono, oh Dios, por el siglo del siglo; cetro de equidad es el cetro de tu reino” (Hebreos 1:5-8).

Juzgar y jugar con la naturaleza de Jesucristo produce miedo. Esa fue la reacción de Pilato que quería “sacárselo de las manos”, su dilema: Entregar a un inocente a la muerte: “Tomadle vosotros, y crucificadle; porque yo no hallo delito en él... Cuando Pilato oyó decir esto, tuvo más miedo”.

¿Qué hago con la revelación de Dios acerca de Jesucristo según las Escrituras? ¿Se la entrego a los expertos en Biblia, o acepto el misterio de la Palabra por fe?