DEVOCIONALES La Perspectiva del Águila


¿Qué es la verdad?

Día 320

“Le dijo entonces Pilato: ¿Luego, eres tú rey? Respondió Jesús: Tú dices que yo soy rey. Yo para esto he nacido, y para esto he venido al mundo, para dar testimonio a la verdad. Todo aquel que es de la verdad, oye mi voz. Le dijo Pilato: ¿Qué es la verdad? Y cuando hubo dicho esto, salió otra vez a los judíos, y les dijo: Yo no hallo en él ningún delito” (Juan 18:37-38).
  • Leer
  • Meditar
  • Escribir
  • Aplicar
  • Orar
  • Compartir

Lecturas adicionales:

    Isaías 55:4; Mateo 26:64; 1 Timoteo 6:13-16; 1 Pedro 2:22-23; 1 Juan 5:20.
1.¿Cuáles son los principios que me enseña la Biblia?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión


2. ¿Cómo puedo aplicar hoy estos principios a mi vida?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión

Jesús le confirma a Pilato su calidad de Rey: “Tú dices que yo soy rey. Yo para esto he nacido”.

Jesús también confirma una vez más el propósito de su misión: “para esto he venido al mundo, para dar testimonio a la verdad”.

Jesús declara sobre quiénes reina: “Todo aquel que es de la verdad, oye mi voz”, sólo aquellos que están dispuestos a vivir según la verdad serán parte del Reino: “Todo aquel que es de la verdad, oye mi voz”.

Pilato en respuesta a la exposición de Jesús de la naturaleza de su Reino, hace una pregunta clave: “¿Qué es la verdad?” Jesús ya había contestado: “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí. Si me conocieseis, también a mi Padre conoceríais; y desde ahora le conocéis, y le habéis visto” (Juan 14:6-7).

A través de las edades hemos preguntado: “¿Qué es la verdad?” Es muy triste notar que millones y millones de personas están tan lejos y tan errados en cuanto a cuál es la verdad. Jesús es la Verdad.

Roguemos a Dios por todos aquellos que están confundidos, perdidos y sin esperanza “para que abras sus ojos, para que se conviertan de las tinieblas a la luz, y de la potestad de Satanás a Dios; para que reciban por la fe que es en mí [Jesús], perdón de pecados y herencia entre los santificados” (Hechos 26:18).

Es ciudadano del reino de Dios, del reinado de Jesús, aquel que decide vivir “el camino y la verdad, y la vida”.

La vida en el Reino es un caminar en Jesús, es un vivir continuo en la verdad de la Palabra, y produce “vida abundante”.