DEVOCIONALES La Perspectiva del Águila


La misión: Demostrando al Padre

Día 282

“Estas cosas os he hablado en alegorías; la hora viene cuando ya no os hablaré por alegorías, sino que claramente os anunciaré acerca del Padre. En aquel día pediréis en mi nombre...” (Juan 16:25-27).
  • Leer
  • Meditar
  • Escribir
  • Aplicar
  • Orar
  • Compartir

Lecturas adicionales:

    1 Corintios 2:10-12; Efesios 1:16-19.
1.¿Cuáles son los principios que me enseña la Biblia?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión


2. ¿Cómo puedo aplicar hoy estos principios a mi vida?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión

La misión de Jesús es demostrar al Padre. Demostrar su gracia, su amor, su poder.

Los discípulos no estaban en capacidad para entender quién era el Padre. Sus ojos estaban velados, pues querían ver con los ojos naturales, no con los ojos espirituales, por esa razón Jesús les dice: “Estas cosas os he hablado en alegorías; la hora viene cuando ya no os hablaré por alegorías”.

La manera en que Jesús cumple su misión (demostrar al Padre) es sólo a través del Espíritu Santo morando EN los discípulos.

Es por esa razón que Jesús insta a los discípulos a orar: “En aquel día pediréis en mi nombre; y no os digo que yo rogaré al Padre por vosotros”.

Si no estamos conectados con Dios en oración, llenos del Espíritu Santo y cumpliendo la Palabra nos es totalmente imposible llevar a cabo Su voluntad para nuestras vidas.

Jesús y el Padre están interesados en que tengamos el Espíritu Santo morando y llenándonos: “pues el Padre mismo os ama, porque vosotros me habéis amado, y habéis creído que yo salí de Dios”.

Leemos en Jeremías 9:23-24: “Así dijo Jehová: No se alabe el sabio en su sabiduría, ni en su valentía se alabe el valiente, ni el rico se alabe en sus riquezas. Mas alábese en esto el que se hubiere de alabar; en entenderme y conocerme, que yo soy Jehová, que hago misericordia, juicio y justicia en la tierra; porque estas cosas quiero dice Jehová”.

Y Miqueas 6:8 dice: “Oh hombre, él te ha declarado lo que es bueno, y qué pide Jehová de ti: solamente hacer justicia, y amar misericordia, y humillarte ante tu Dios”.