DEVOCIONALES La Perspectiva del Águila


La mejor decisión es el camino de Jesús

Día 246

"... para que donde yo estoy, vosotros también estéis. Y sabéis a dónde voy, y sabéis el camino" (Juan 14:3-4).
  • Leer
  • Meditar
  • Escribir
  • Aplicar
  • Orar
  • Compartir

Lecturas adicionales:

    Proverbios 4:12; Isaías 55:10-11; 1 Corintios 15:55-57; 2 Corintios 1:20-22.
1.¿Cuáles son los principios que me enseña la Biblia?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión


2. ¿Cómo puedo aplicar hoy estos principios a mi vida?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión

Jesús ofrece seguridad y compañía: “... para que donde yo estoy, vosotros también estéis. Y sabéis a dónde voy, y sabéis el camino”.

No queremos estar en ningún lugar si Él no está con nosotros. Pues dónde Él no está (en el sentido de aprobar y bendecir lo que sucede en ese lugar), ese es un lugar de tinieblas que guía a muerte eterna.

“Y sabéis a dónde voy, y sabéis el camino”. Por tres años Jesús les testifica del camino (el reino de Dios) y demostró el Reino con poder.

Él va a morir en la cruz, pero también les ha asegurado la resurrección con poder, venciendo para siempre al pecado y a la muerte.

Ya les había dicho: “No se preocupen. Confíen en Dios y confíen también en mí” (14:1, TLA). Ahora les dice: Vean mi ejemplo en medio de la traición, del dolor físico, relacional y espiritual. ¡Vean el camino redentor que estoy tomando! Vean mi dependencia en Dios durante los siguientes momentos: la oración del Getsemaní y el viernes de crucifixión.

Jesús les da seguridad y dirección. Múltiples veces les dice: “Yo soy… yo soy, yo soy”. Afuera de Él hay inseguridad y perdición. Jesús les está diciendo a sus discípulos: Por favor, no se concentren en ustedes, concéntrense en mí, aprendan de mí en estos momentos.

Jesús es el ejemplo máximo de vida. Él quiere que tomemos su camino: “Y decía a todos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame” (Lucas 9:23). Realmente no hay otro camino sino el camino de la cruz. ¡Después del camino de la cruz está el camino de la resurrección!