DEVOCIONALES La Perspectiva del Águila


Contrastes en la búsqueda

Día 217

“Gran multitud de los judíos supieron entonces que él estaba allí, y vinieron, no solamente por causa de Jesús, sino también para ver a Lázaro, a quien había resucitado de los muertos. Pero los principales sacerdotes acordaron dar muerte también a Lázaro, porque a causa de él muchos de los judíos se apartaban y creían en Jesús” (Juan 12:9-11).
  • Leer
  • Meditar
  • Escribir
  • Aplicar
  • Orar
  • Compartir

Lecturas adicionales:

    Romanos 16:17-18; Filipenses 1:15-17; 1 Corintios 3:3-4.
1.¿Cuáles son los principios que me enseña la Biblia?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión


2. ¿Cómo puedo aplicar hoy estos principios a mi vida?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión

En este pasaje hay cuatro grupos. Los cuatro grupos tienen un denominador común: están buscando a Jesús.

Los dos últimos grupos: "principales y sacerdotes acordaron dar muerte también a Lázaro, porque a causa de él muchos de los judíos se apartaban y creían en Jesús". Primero buscaban a Jesús, ahora se tornan unánimes para dar "muerte... a Lázaro", quien era la evidencia del poder de Jesús, evidencia de su amor, evidencia de su divinidad.

Hay otro grupo que pudiéramos llamarlos "los curiosos"; éstos querían “ver a Lázaro, a quien había resucitado de los muertos”. No hay nada malo con los curiosos. La resurrección de Lázaro fue una señal que apuntó hacia Jesús. Nuestro deber como cristianos es orar por los “curiosos” que llegan a nuestros cultos para ver si es cierto que Jesús tiene poder para dar vida. Oremos para que realmente encuentren a Jesús en nosotros.

Había otro tercer grupo que “estaba allí... por causa de Jesús”. Este grupo lo busca para conocerlo más de cerca, para adorarlo, y rendirle el honor que se merece.

Todos estamos ya sea en uno u otro de estos grupos: Perseguidores (sacerdotes y principales judíos en el tiempo de Jesús); curiosos y los que llegaron a causa de Jesús. ¿Que debemos hacer? Por los perseguidores orar para que sus ojos sean abiertos y busquen a Jesús con el motivo correcto; por los curiosos para que un día busquen a Jesús para adorarlo y servirle y no sólo a admirar las señales y milagros; y por los que “llegan por causa de Jesús”, para que nunca se aparten de Él.