DEVOCIONALES La Perspectiva del Águila


Intenciones versus crítica

Día 216

"Y dijo... Judas Iscariote hijo de Simón, el que le había de entregar: ¿Por qué no fue este perfume vendido por trescientos denarios, y dado a los pobres? Pero dijo esto, no porque se cuidara de los pobres, sino porque era ladrón... Entonces Jesús dijo: Déjala; para el día de mi sepultura ha guardado esto. Porque a los pobres siempre los tendréis con vosotros, mas a mí no siempre me tendréis" (Juan 12:4-8).
  • Leer
  • Meditar
  • Escribir
  • Aplicar
  • Orar
  • Compartir

Lecturas adicionales:

    Proverbios 29:7; Lucas 18:22-24; Gálatas 2:10; 1 Tesalonicenses 5:22.
1.¿Cuáles son los principios que me enseña la Biblia?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión


2. ¿Cómo puedo aplicar hoy estos principios a mi vida?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión

El apóstol Juan escribe este Evangelio 70 años después de los acontecimientos que se narran en el pasaje. Es por esta razón, que habla de Judas, diciendo: "Judas Iscariote hijo de Simón, el que le había de entregar".

Nunca podemos juzgar las intenciones de alguien o la razón de su proceder. Sin embargo, Juan habla desde la perspectiva histórica del pasado.

La acción de Judas pareciera ser altruista, es decir, preocuparse por los pobres, por las necesidades de otros. Él critica la acción de amor de María de gastar su más preciado tesoro en Jesús, su Salvador, y poderoso Amigo. (¿Por qué no fue este perfume vendido por trescientos denarios, y dado a los pobres?) La realidad del corazón de Judas es que "era ladrón, y teniendo la bolsa, sustraía de lo que se echaba en ella" (v. 6).

Una técnica para engañar u ocultar lo que alguien es, se conoce como cortina de humo. Se usa algo para disfrazar lo que realmente la persona es. En este caso Judas criticó a María por dar el regalo y a Jesús por recibirlo. Este es un clásico ejemplo de cortina de humo. Judas quería ocultar su verdadera identidad: ladrón y traidor.

Jesús no está hablando de no dar a los pobres. Su naturaleza fue darlo todo. Él denuncia lo que había dentro del corazón de Judas. Su llamado es un llamado a prioridades, a buscar primero el Reino, lo demás vendrá por añadidura. Una persona que ama a Dios con todo su corazón, obviamente amará a los pobres. Esta es parte de la misión del reino de Dios.