DEVOCIONALES La Perspectiva del Águila


Atracción magnética (un paréntesis)

Día 196

"Y se fue de nuevo al otro lado del Jordán, al lugar donde primero había estado bautizando Juan; y se quedó allí. Y muchos venían a él, y decían: Juan, a la verdad, ninguna señal hizo; pero todo lo que Juan dijo de éste, era verdad. Y muchos creyeron en él allí" (Juan 10:40-42).
  • Leer
  • Meditar
  • Escribir
  • Aplicar
  • Orar
  • Compartir

Lecturas adicionales:

    Mateo 4:23-25; Lucas 5:1; Juan 1:28; Filipenses 2:13.
1.¿Cuáles son los principios que me enseña la Biblia?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión


2. ¿Cómo puedo aplicar hoy estos principios a mi vida?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión

La confrontación de Jesús con los que querían apedrearlo hizo que saliera "de nuevo al otro lado del Jordán, al lugar donde primero había estado bautizando Juan; y se quedó allí".

Donde está Jesús, es decir, donde la presencia de Dios es real y evidente, "muchos [vienen] a él". Hay muchos factores para el crecimiento de la iglesia como la estrategia, los predios, la música, el ambiente, PERO, realmente, lo esencial es la presencia de Jesús en la vida de cada fiel, la presencia continua de Dios en nosotros.

Notemos que Jesús siempre tiene aliados fieles. Uno de ellos fue Juan el Bautista. Él no era "la estrella de la orquesta", de hecho Juan "ninguna señal hizo". Juan no era un experto en lo espectacular, ni trató de impresionar a nadie. Pero Juan sí era un experto en presentar a Jesús: "todo lo que Juan dijo de éste [Jesús], era verdad". El ministerio de Juan era sencillo, sin pompa ni maracas. La esencia del ministerio de Juan el Bautista fue: "... que él [Jesús] crezca, pero que yo mengüe" (Juan 3:30).

Jesús hoy dice: "He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo" (Apocalipsis 3:20).

Tal vez el problema hoy, en la vida de muchas personas o de muchas congregaciones, es la ausencia de la presencia de Jesús. Cuando Jesús estuvo presente "al otro lado del Jordán... muchos venían a él... y muchos creyeron en él". Hagamos un paréntesis en todo nuestro activismo: ¡Invitemos a Jesús! Su presencia atraerá a muchos.