DEVOCIONALES La Perspectiva del Águila


El ladrón está cerca

Día 182

"De cierto, de cierto os digo: El que no entra por la puerta en el redil de las ovejas, sino que sube por otra parte, ése es ladrón y salteador. Mas el que entra por la puerta, el pastor de las ovejas es. A éste abre el portero, y las ovejas oyen su voz; y a sus ovejas llama por nombre, y las saca..." (Juan 10:1-7).
  • Leer
  • Meditar
  • Escribir
  • Aplicar
  • Orar
  • Compartir

Lecturas adicionales:

    Marcos 3:26-30; Hechos 4:12; Apocalipsis 3:20; 1 Pedro 5:4; Hebreos 12:20-21.
1.¿Cuáles son los principios que me enseña la Biblia?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión


2. ¿Cómo puedo aplicar hoy estos principios a mi vida?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión

Ahora Jesús está listo para decir algo muy importante: "De cierto, de cierto os digo". Dice: Amén, amén, pongan atención.

Jesús es la puerta de las ovejas. Sólo a través de Jesús y sólo en Él encontramos la salvación. Si alguien no usa esta puerta, es un ladrón y salteador.

Lo primero que dice es: “Yo tengo un redil, y quiero estar con mis ovejas y quiero sacarlas de su condición de esclavitud”. "Mas el que entra por la puerta, el pastor de las ovejas es. A éste abre el portero, y las ovejas oyen su voz; y a sus ovejas llama por nombre, y las saca".

Jesús, como pastor, siempre respeta la voluntad de sus ovejas. Él no entra a sacarlas a la fuerza. Él golpea y espera. "A éste abre el portero". Yo creo que el portero es nuestra voluntad. Si le abrimos, Él entra.

Jesús comienza a hablar también de otra persona que quiere tomar nuestra vida, que quiere tomarse al "portero" de la voluntad. Éste quiere ser puerta y quiere adueñarse de las ovejas. Jesús dice que es malo y "no entra por la puerta". Este individuo entra con engaños, dominando la mente ya sea con sustancias, con ideales, con modas o través de malos compañeros. Este es un ladrón: "El que no entra por la puerta en el redil de las ovejas, sino que sube por otra parte, ése es ladrón y salteador".

Hoy oramos para que los que necesitan del Pastor de pastores, permitan que el portero le abra (nuestra voluntad). Y para los que están engañados y poseídos por el "ladrón y salteador", permitan que Jesús, que está golpeando, entre a libertar y a dar vida en abundancia.