DEVOCIONALES La Perspectiva del Águila


¡Prodigioso, sobrenatural! ¡Dios en nosotros!

Día 17

“Porque de su plenitud tomamos todos, y gracia sobre gracia” (Juan 1:16).
  • Leer
  • Meditar
  • Escribir
  • Aplicar
  • Orar
  • Compartir

Lecturas adicionales:

    Juan 10:10; Colosenses 1:19, 27; 2 Corintios 3:18; 1 Juan 4:11-13, 16-17, 19-21
1.¿Cuáles son los principios que me enseña la Biblia?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión


2. ¿Cómo puedo aplicar hoy estos principios a mi vida?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión

Estas palabras del apóstol Juan son una de las declaraciones más increíbles de la Biblia. El versículo 16 está relacionado directamente al versículo 14: “Y aquel Verbo... lleno de gracia y de verdad”.

En Jesús habita toda la plenitud de la deidad (ver Colosenses 1:19). Jesús es Dios-Hombre; cada aspecto, cada pensamiento, cada decisión, cada intención, cada poro de su cuerpo mientras estuvo en la tierra estaba saturado de Dios. Cristo “es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación” (Colosenses 1:15).

Ante la declaración de Juan: “De su plenitud tomamos todos”, quedamos sin palabras, al saber que nosotros podemos tener hoy, en este mismo momento, la plenitud de Dios. Podemos recibir gracia sobre gracia y así seguir siendo transformados a su imagen, de gloria en gloria.

Tomar la plenitud de Dios no significa que soy igual a Dios o que tengo sus atributos. Pero Él sí comparte su naturaleza con nosotros y tengo todo su amor, toda su pasión por los perdidos, toda su paciencia por otros, todo su perdón, todo su poder sobre la tentación. Tengo vida y vida en abundancia.

La más grande de las bendiciones que una persona pueda recibir es Dios mismo. Él en nosotros es la esperanza de gloria. Fuente inagotable de amor para todos. Ahora somos sus agentes de esperanza. Ahora podemos ser demostraciones vivas y visibles de su amor, su compasión, su vida en un mundo que desesperadamente necesita verlo a través de nosotros.