DEVOCIONALES La Perspectiva del Águila


Árbol genealógico que necesita desinfectante

Día 164

"Sé que sois descendientes de Abraham; pero procuráis matarme, porque mi palabra no halla cabida en vosotros" (Juan 8:37).
  • Leer
  • Meditar
  • Escribir
  • Aplicar
  • Orar
  • Compartir

Lecturas adicionales:

    Deuteronomio 24:16; Jeremías 31:29-30; Ezequiel 18:20.
1.¿Cuáles son los principios que me enseña la Biblia?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión


2. ¿Cómo puedo aplicar hoy estos principios a mi vida?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión

Jesús comienza con una afirmación ante la incredulidad de los fariseos y principales sacerdotes. Les afirma que terrenalmente son "descendientes de Abraham".

El apellido, el abolengo, el estatus social o la religión no nos da entrada al reino de Dios. La entrada al reino de Dios no depende de nuestra descendencia terrenal; depende de haber nacido de nuevo, de lo alto.

Estas personas habían cancelado toda su herencia en el reino, habían anulado todos sus derechos porque la "palabra no halla[ba] cabida" en ellos. Habían anulado todas las promesas de Dios para ellos y hasta impedían que sus familiares entraran al reino de Dios.

La Biblia es la Palabra declarada de Dios, la Palabra poderosa y transformadora de Dios. Jesús es la misma Palabra de Dios.

Si leer la Biblia o escuchar predicaciones bíblicas nos incomodan, no es para hacernos mal. Al contrario, es para ayudarnos a no rechazar a Dios.

En el texto, la Palabra de Jesús no halló espacio en la vida de los fariseos. No hubo “cabida” de la Palabra.

Al no creer la Palabra de Dios los llevó a un completo rechazo de Jesús y de todas sus enseñanzas.

Al no hallar cabida la Palabra de Dios, se hicieron agentes de la palabra de Satanás, la palabra asesina de todos los tiempos que no viene sino para hurtar, matar, y destruir.Siempre estamos siguiendo una u otra dirección: o a Dios o al enemigo de Dios, no hay camino neutral. Las consecuencias son vida eterna o perdición eterna.