DEVOCIONALES La Perspectiva del Águila


Mi testimonio

Día 16

“Juan dio testimonio de él, y clamó diciendo: Este es de quien yo decía: El que viene después de mí, es antes de mí; porque era primero que yo” (Juan 1:15).
  • Leer
  • Meditar
  • Escribir
  • Aplicar
  • Orar
  • Compartir

Lecturas adicionales:

    Juan 1:34; Juan 3:33; Hechos 10:22; Hechos 15:8; Romanos 8:16; 2 Corintios 1:12
1.¿Cuáles son los principios que me enseña la Biblia?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión


2. ¿Cómo puedo aplicar hoy estos principios a mi vida?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión



Juan es el primo hermano de Jesús. Juan es el último de los profetas del Antiguo Testamento que termina su ministerio con la inauguración del ministerio de Jesús.

Todo el Antiguo Testamento apunta a Jesús, a la Persona que transformó la historia. Todo el Nuevo Testamento habla de Jesús, la Persona que me transformó a mí.

La conciencia de quién es Jesús no nos deja otra opción sino la de clamar en voz alta acerca de Él. Si somos salvos y sabemos quién es Él, no podemos acallar nuestro testimonio sobre Jesús.

No necesitamos tener un gran carisma, o una mente brillante, ni ser súper eruditos o tener un doctorado para testificar de lo que Jesús ha hecho en nuestra vida.

Así como Juan predicó acerca de quién es Jesús, y de lo que Jesús iba a hacer por la humanidad, ahora debemos dar testimonio de lo que Él ya hizo en la cruz por nosotros.

Nos salvó de la muerte y del pecado. Nos dio vida nueva y un corazón nuevo. Abrió nuestros ojos y nos dio entendimiento de los tesoros de su reino. Nos dio su Espíritu Santo y nos llenó con su amor, con su presencia, y nos permite tener una linda relación con Jesús para que podamos conocerlo y así tener la mente y el sentir de Jesús.

Juan revela que Jesús es antes que nosotros, pero también que es en Jesús, en el único que la vida y el futuro tienen esperanza. Él es antes de nosotros, pero también la historia cerrará sus puertas con la segunda venida de Jesús en la consumación de los tiempos. Él viene después de mí, pero es antes que yo.