DEVOCIONALES La Perspectiva del Águila


"¿Otra vez?"

Día 151

"Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida" (Juan 8:12).
  • Leer
  • Meditar
  • Escribir
  • Aplicar
  • Orar
  • Compartir

Lecturas adicionales:

    Romanos 10:17; 1 Corintios 1:21; Filipenses 3:1; 1 Tesalonicenses 2:13; 1 Pedro 1:23: 2 Pedro 1:12.
1.¿Cuáles son los principios que me enseña la Biblia?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión


2. ¿Cómo puedo aplicar hoy estos principios a mi vida?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión

Después de casi 70 años del episodio del pasaje, es curioso el comentario del apóstol Juan: "Otra vez Jesús les habló, diciendo".

Lo primero que nos llama la atención es que Jesús insistió en comunicarse con los que se le oponían: "Otra vez".

"Otra vez" es la maravillosa insistencia de Jesús. Estos hombres eran testarudos y duros de corazón. Pero Jesús era duro en paciencia y amor. Insistía una y otra vez para entregar su mensaje. Realmente, nosotros no somos mejores que el grupo del pasaje al que Jesús se dirige. Él nos habla una y otra vez. Nos ama de tal manera, que quiere que no nos perdamos ni un solo detalle de lo que tiene para nosotros.

Otra frase curiosa del pasaje es: "Les habló, diciendo". En nuestro idioma esta expresión suena redundante.

Sin embargo, son dos palabras diferentes en el original. "Habló", pudiera traducirse, "proclamó", es decir, que lo que Jesús expresó es la proclamación, o el mensaje profético de Dios. Lo que Él dice se cumple. Él es el Verbo, la Palabra, su ser y su esencia, nos dan la mejor dirección que podamos tener.

La expresión "diciendo", significa, preguntar, traer un veredicto, dar un mandato, y puede significar hasta levantando la voz para que la expresión no pase desapercibida.

Jesús entonces se dirige nuevamente a aquellos que somos "duros de oír", y un poco "tercos", proclamándose a sí mismo como la luz de la vida. Lo que Él dice no es sólo una plática, es una orden, una confrontación. Aceptar o no aceptar definirá nuestra vida en el presente y nuestro futuro.