DEVOCIONALES La Perspectiva del Águila


Contradicciones

Día 130

“Y le buscaban los judíos… Y había gran murmullo acerca de él entre la multitud, pues unos decían: Es bueno; pero otros decían: No, sino que engaña al pueblo. Pero ninguno hablaba abiertamente de él, por miedo a los judíos” (Juan 7:11-13).
  • Leer
  • Meditar
  • Escribir
  • Aplicar
  • Orar
  • Compartir

Lecturas adicionales:

    Mateo 10:34; 20; Santiago 1:8; Apocalipsis 3:15.
1.¿Cuáles son los principios que me enseña la Biblia?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión


2. ¿Cómo puedo aplicar hoy estos principios a mi vida?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión

La presencia de Jesús atrae a la gente. Su poder milagroso, su amor, su autoridad, su restauración y reconciliación siempre atrae a otros. ¿Cuál será la principal razón por la que muchas personas dejan de asistir a las iglesias y salen a buscar otro lugar? "Y le buscaban". Muchos están tratando de encontrarlo. ¿Lo hallarán en nuestras congregaciones, en nuestros vecindarios, en mí?

En este pasaje los judíos eran los que lo buscaban “y decían: ¿Dónde está aquel?” Es difícil entender que se enojaran con Jesús porque había curado completamente a un paralítico en el día de reposo.

¿Por qué unos se alegran cuando ven los milagros y otros se enojan a pesar de la clara evidencia del milagro?

Vemos las contradicciones. Unos lo buscaban para matarlo, otros porque lo admiraban o porque lo necesitaban.

Es curioso que en Apocalipsis 3, la Iglesia de Laodicea era una iglesia "tibia". No estaba el fuego de la presencia de Dios. Jesús estaba cerca, golpeando a la puerta de la iglesia, queriendo entrar para bendecir.

La presencia de Jesús siempre causa controversia. Satanás y sus huestes están siempre listos para confundir a otros, listos para dañar a las iglesias en donde Jesús está presente. Había tantos rumores acerca de Jesús que el pueblo estaba confundido: "pues unos decían: Es bueno; pero otros decían: No, sino que engaña al pueblo".

¿Será que las congregaciones que están "tibias", al estilo de la Iglesia de Laodicea, son así porque "ninguno hablaba abiertamente de él, por miedo"?

¡Señor, llénanos con tu Santo Espíritu!