DEVOCIONALES La Perspectiva del Águila


Trabajo espiritual

Día 112

"Trabajad, no por la comida que perece, sino por la comida que a vida eterna permanece, la cual el Hijo del Hombre os dará; porque a éste señaló Dios el Padre" (Juan 6:27).
  • Leer
  • Meditar
  • Escribir
  • Aplicar
  • Orar
  • Compartir

Lecturas adicionales:

    Isaías 40:31; 41:13; 2 Corintios 4:18; Gálatas 5:6; Filipenses 2:13; Colosenses 1:29; 1 Tesalonicenses 1:3; Hebreos 4:10.
1.¿Cuáles son los principios que me enseña la Biblia?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión


2. ¿Cómo puedo aplicar hoy estos principios a mi vida?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión

Recordemos el tan mencionado consejo de Wesley: “Gana todo lo que puedas, ahorra todo lo que puedas y da todo lo que puedas”. Cuando nuestro propósito de trabajar es sólo para acumular para nosotros mismos, estamos lejos de los objetivos de Dios para nuestra vida. Damos gracias a Dios por la vida, la salud y el trabajo, pero que nuestro trabajo no sea para lo que vivamos.

¿Qué significa trabajar por la comida que no perece? Significa que no voy a trabajar para lograr mis metas y mis sueños, sino que voy a trabajar para agradar a Dios y para que otros conozcan a Jesús y alcancen los sueños y metas de Dios para sus vidas.

Al caminar con Jesús nos damos cuenta que sus promesas son reales y verdaderas. Jesús nos dijo que si buscamos primeramente el reino de Dios y su justicia nuestras necesidades básicas y diarias serían provistas.

El Proveedor por excelencia de "la comida que a vida eterna permanece" es Jesús, "el Hijo del Hombre os dará".

¿Cuál es nuestra parte? Jesús nos dice: "Trabajad". ¿En qué consiste este trabajo? Pablo nos da algunas pistas en sus cartas: (1) Es un trabajo de fe. (2) Es un trabajo de amor y servicio. (3) Es Dios en nosotros quien aviva el deseo de "querer y hacer" el trabajo de fe y de amor. (4) Es un trabajo "según la potencia de él, la cual actúa poderosamente" en nosotros. (5) Y como resultado, tendremos "nuevas fuerzas"; levantaremos "alas como las águilas"; correremos, y no nos cansaremos; caminaremos, y no nos fatigaremos.