DEVOCIONALES La Perspectiva del Águila


¡Peligro, saque a sus discípulos de ese ambiente!

Día 109

“Pero entendiendo Jesús que iban a venir para apoderarse de él y hacerle rey, volvió a retirarse al monte él solo (Juan 6:15). “Inmediatamente después,Jesús insistió en que sus discípulos regresaran a la barca... mientras él enviaba a la gente a casa” (Marcos 6:45; NTV).
  • Leer
  • Meditar
  • Escribir
  • Aplicar
  • Orar
  • Compartir

Lecturas adicionales:

    Mateo 6:13; Lucas 4:9-12; 2 Corintios 5:10; 2 Pedro 2:9.
1.¿Cuáles son los principios que me enseña la Biblia?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión


2. ¿Cómo puedo aplicar hoy estos principios a mi vida?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión

La secuencia de la escena en este relato es muy importante. Sólo la vemos si leemos los pasajes correspondientes en los demás Evangelios. 

(a) Jesús ve la necesidad y hace el gran milagro de la multiplicación de los panes. (b) Jesús se da cuenta que la multitud quiere controlarlo y apoderarse de Él. (c) Se da cuenta que hay politiquería; quieren “usarlo para sus propios fines”. Ahora es muy popular, pero Jesús no quiere usar su fama para cumplir su misión. (d) Él nota que los discípulos están viendo que es provechoso tener un Maestro poderoso, ve el peligro: pudiera ser que sus discípulos se “indigesten” con la fama y quieran tomar la misma actitud interesada de la multitud. (e) “Inmediatamente después, Jesús insistió en que sus discípulos regresaran a la barca y comenzaran a cruzar el lago hacia Betsaida”. (f) Ya sin los discípulos, “él enviaba a la gente a casa” porque (g) “iban a venir para apoderarse de él y hacerle rey”; entonces, (h) “volvió a retirarse al monte él solo”. 

¿Por qué tanta urgencia en despedir a los discípulos? Jesús no quería que la multitud influenciara. Los quiere mantener humildes y completamente dependientes de Dios y no de ellos mismos. Jesús mismo, cuando Satanás lo tentó a hacer lo espectacular, rehusó enfáticamente, pues esa no era la voluntad del Padre. 

Pero Jesús no sólo los sacó de ese ambiente. Marcos 6:46 dice: “Y después que los hubo despedido, se fue al monte a orar”. Jesús fue a interceder por sus discípulos, y a pedirle al Padre para que fueran mansos y humildes de corazón siguiendo su ejemplo.