DEVOCIONALES La Perspectiva del Águila


Visión + estrategia

Día 103

“Uno de sus discípulos, Andrés, hermano de Simón Pedro, le dijo: Aquí está un muchacho, que tiene cinco panes de cebada y dos pececillos; mas ¿qué es esto para tantos?” (Juan 6:8-9).
  • Leer
  • Meditar
  • Escribir
  • Aplicar
  • Orar
  • Compartir

Lecturas adicionales:

    Salmos 78:19; 147:14; Mateo 17:20; 2 Corintios 8:9.
1.¿Cuáles son los principios que me enseña la Biblia?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión


2. ¿Cómo puedo aplicar hoy estos principios a mi vida?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión


Hay una gran necesidad y Cristo busca a alguien de fe para suplirla. Felipe no se queda ante las circunstancias. Entonces aparece el iniciador de una estrategia, Andrés. 

Andrés es uno de los dos discípulos de Juan el Bautista que fueron los primeros en seguir a Jesús. Andrés es el que trajo a su hermano Simón Pedro a Jesús (“Andrés, hermano de Simón Pedro”). 

Andrés tiene una idea, tal vez no era una idea brillante, pero sí era una idea amorosa. Lo primero que él hizo fue un inventario de lo que disponían en ese momento: “Aquí está un muchacho, que tiene cinco panes de cebada y dos pececillos”. Llama la atención que es probable que Andrés no consultó con el muchacho si quería donar o no lo poco que tenía. Pan barato de cebada, no de trigo, y dos pececillos insignificantes. 

En el reino de Dios, la visión la tiene Él, y espera que “encendamos” nuestra fe (la base de la estrategia) con una idea, el inicio de la estrategia. 

La visión de Dios, más la fe de alguien dispuesto, más la obediencia lista para con ar en Jesús, producen consecuencias eternamente positivas. 

Por supuesto, la humanidad de Andrés se delata con su pregunta/declaración: “mas ¿qué es esto para tantos?” Pareciera que Andrés dijera: “bueno tengo una idea, pero no creo que funcionará. ¡Señor la pongo en tus manos!”