DEVOCIONALES La Perspectiva del Águila


Recursos inadecuados

Día 102

“Felipe le respondió: Doscientos denários de pan no bastarían para que cada uno de ellos tomase un poco” (Juan 6:7).
  • Leer
  • Meditar
  • Escribir
  • Aplicar
  • Orar
  • Compartir

Lecturas adicionales:

    Números 11:25; Salmos 86:11; Juan 3:12; Hechos 26:19; Romanos 15:13; Hebreos 11:27.
1.¿Cuáles son los principios que me enseña la Biblia?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión


2. ¿Cómo puedo aplicar hoy estos principios a mi vida?
Para guardar sus progresos debe registrarse o iniciar sesión

La pregunta de Jesús a Felipe: “¿De dónde compraremos pan para que coman éstos?”, demuestra la visión de Jesús. Su visión es Él mismo, como el Pan de vida. 

¿Quién de los discípulos o incluso nosotros nos hubiéramos imaginado la visión de Jesús para las multitudes? 

La visión de Felipe nos confronta con la nuestra. Nuestra visión es terrenal, humana, basada en lo que vemos, o en lo que tenemos. 

La realidad es que si nuestra visión no es la de Jesús, no sólo será una visión temporal, sino una sin repercusiones eternas. Nuestra visión debe morir para que la visión de Jesús pueda hacerse realidad. 

Jesús no sólo quiere compartir su visión a los discípulos, Él también quiere contribuir al RECURSO (que es Él mismo) para cumplir la visión. 

La respuesta de Felipe es algo como, “deja de soñar”, no hay ni una posibilidad de conseguir pan para tantos (había como 5.000 hombres, como unas 10.000 personas). 

Con frecuencia invitamos a nuestros familiares y amigos a cenar a nuestra casa. A veces nos complicamos la vida con el menú y es posible que también con las finanzas. Aquí tenemos a una multitud grandísima. ¿Cómo podrían alimentar a tantas personas? Sin embargo, no hay nada imposible para Dios. Si comparamos esto con la grandeza de toda su creación, ¿qué es esto para Dios? 

La clave para hoy es escuchar a fondo la pregunta de Jesús, y ver que en la misma pregunta está la respuesta.